Gorbeia

euskera | Castellano

Mapa Investigaciones en Gorbeia

SITUACIÓN GEOGRÁFICA DE GORBEIA

El macizo montañoso de Gorbeia se localiza en el extremo oriental de la región cantábrica, en la divisoria de aguas cantábrico-mediterránea, abarcando las provincias de Bizkaia y Araba. Los paisajes característicos de esta unidad geográfica son los valles formados en la cabecera de los ríos Arratia y Nerbioi-Altube, y las áreas de montaña donde aparecen estratificados, de menor a mayor altitud, los bosques caducifolios y los pastos alpinos. La cumbre más alta se localiza en el monte Gorbeia, con 1.482 m de altitud.

1. EL DOLMEN DE MENDIGANA (AREATZA-BILARO): AÑO 2001.

El dolmen de Mendigana se sitúa en el sector NE del Parque Natural de Gorbeia, a 680 m al SE del dolmen de Otsobaso y a 736 m de altitud. La excavación se realizó en 2001, siendo el primer monumento megalítico estudiado desde el método de la Estratigrafía Analítica (Krei).

Mendigana es un monumento hemisférico aplanado, construido íntegramente en piedra, de 12,00 m de diámetro por 0,70 m de altura. Acoge una pequeña cámara sepulcral de planta rectangular, orientada al Este-Sureste, de 1,70 m de longitud por 0,80 m de anchura. Las dataciones C14 obtenidas en este dolmen revelan las fases finales de uso sepulcral del monumento. Una de ellas, realizada sobre un fragmento de hueso perteneciente a un individuo infantil, aporta un resultado de 3400 años antes del presente. Sin embargo, el ajuar catalogado y el registro estratigráfico sugieren una cronología neolítica para la construcción y primer uso del sepulcro (Evora).

Como dato relevante, en la excavación aparecieron 2 pequeñas estelas antropomorfas con motivos circulares, asociadas a un menhir inserto en la estructura tumular, junto a la losa de cabecera (Anthropologie).

2. EL ASENTAMIENTO AL AIRE LIBRE DE SUSTRIGI (AREATZA-BILARO): AÑOS 2002-2003.

El asentamiento al aire libre de Sustrigi se emplaza a 200 m al Sureste del dolmen de Mendigana. Durante los años 2002 y 2003 se llevaron a cabo sendas campañas de excavación arqueológica, por AGIRI Elkartea, que permitieron individualizar y delimitar 3 áreas de ocupación próximas entre si (KREI). Cada uno de estos 3 espacios de hábitat se definió por la asociación de objetos tallados en sílex y fragmentos de madera carbonizada, localizando además algunas estructuras de combustión u hogares. La acidez del terreno no ha favorecido la conservación de restos óseos.

El área de ocupación 1 aportó 1.627 objetos de sílex, un hogar con estructura de piedra (Sgbk-h1) y 2 agujeros de poste (Sgk-U1 y Sgk-U2); el área de ocupación 2 procuró 604 piezas de sílex y un hogar con estructura de piedra (Slgk-h3); y en el área de ocupación 3 únicamente se registraron 226 elementos líticos en sílex (Santander). Para el yacimiento de Sustrigi disponemos de una serie de 4 dataciones C14, que sitúan la ocupación entre ca. 9400 y 8800 años antes del presente (Evora).

3. EL DOLMEN DE OTSOBASO (AREATZA-BILARO): AÑOS 2014-2016.

El dolmen de Otsobaso se sitúa en un rellano del sector NE del Parque Natural de Gorbeia, a 656 m de altitud. Su excavación se llevó a cabo entre los años 2014 y 2016, por miembros de AGIRI Elkartea. Otsobaso es un monumento de núcleo terroso y coraza pétrea, con unas dimensiones de 15,10 m de diámetro y 1,20 m de altura. La cámara funeraria muestra una planta trapezoidal (de 3,15 m2), orientada al Este y conformada básicamente por 5 ortostatos.

Aunque el estudio pluridisciplinar está en curso, podemos apuntar algunos datos (Arkeoikuska 2016):

1) se certifica una fase de clausura, en la que aparece derribada la cubierta del sepulcro;

2) aparece una estela de cabeza redondeada reutilizada en el cierre oriental de la cámara;

3) se emplea material constructivo calizo exclusivamente en el sector oriental del túmulo;

4) la ausencia de ajuar funerario contrasta con la arquitectura, el valor simbólico y el excepcional estado de conservación del monumento;

5) Otsobaso es un nuevo monumento con testimonios de arte megalítico dentro del Cantábrico oriental.

4. EL DOLMEN DE ERREKATXUETAKO ATXA (ZEANURI): AÑO 2006.

El dolmen de Errekatxuetako Atxa se emplaza sobre un pequeño espolón calizo del gran rellano de Arimekorta, a 915 m de altitud. Fue descubierto y excavado en 1924 por J. M. Rotaeche y E. Eguren, aunque no hay referencias publicadas de dicha excavación. En el año 2006 fue objeto de una nueva intervención arqueológica, por parte de AGIRI Elkartea, sondeando asimismo un yacimiento de hábitat al aire libre situado a 50 m al Oeste del sepulcro (Munibe 2010).

Errekatxuetako Atxa es un monumento de 16 m de diámetro por 1,50 m de altura, construido íntegramente en piedra caliza, aprovechando un prominente espolón del mismo material. La cámara conservaba únicamente un ortostato en su posición original, pero, tras la excavación de 2006, se ha podido reconstruir un recinto funerario rectangular, con orientación al Este-Sureste. Asimismo, se han documentado algunos datos de interés (Evora):

1) ERX es el segundo dolmen vizcaíno que ha conservado restos humanos, aportando un número mínimo de 46 individuos, uno de ellos datado en ca. 3750 años antes del presente;

2) se recupera un variado ajuar sepulcral que incluye objetos líticos en sílex, elementos de adorno (cuentas de collar y colgantes), metal y cerámica, con materias primas exóticas como la variscita, el ámbar y el  marfil;

3) se documentan 3 estelas antropomorfas de pequeño tamaño, una de ellas en el interior de la cámara sepulcral (Anthropologie).

5. EL MENHIR DE KURTZEGAN (OROZKO): AÑOS 2008 y 2011.

El menhir de Kurtzegan se localiza en el cordal Lobantzu-Kolometa, en el sector NW del Parque Natural de Gorbeia, a 849 m de altitud. En 2008 se acometió una campaña de sondeos estratigráficos en el entorno de Kurtzegan, localizando la fosa de implantación del menhir (Arkeoikuska 2008). En 2011 se ejecutó un proyecto de restauración e izado del monumento, en el que participó un equipo compuesto por arqueólogos, restauradoras y arquitecto (Arkeoikuska 2011).

El menhir de Kurtzegan mide 5,50 m de longitud, con una anchura entre 0,80 y 1,10 m y 0,35 m de grosor. Muestra un contorno más vasto en la base y parte superior, rematada en una hombrera que dibuja un perfil claramente antropomorfo. En la excavación se han localizado evidencias arqueológicas que, por paralelos con el dolmen de Mendigana, permiten proponer una cronología neolítica para el menhir (Evora).